El Gobierno avisa que habrá nuevos aumentos de combustibles de acá a fin de año

La secretaria de Energía, Flavia Royón, dijo que los precios vienen «retrasados en relación a la inflación» y «habrá más movimientos de acá a fin de año».

Los precios de los combustibles subieron un 52% en lo que va del año. Y los surtidores seguirán teniendo remarcaciones durante este último trimestre. “Puede haber movimientos de acá a fin de año. Estamos en un contexto inflacionario”, justificó la secretaria de Energía, Flavia Royón, en declaraciones radiales.

Aunque falta el dato de la inflación de septiembre, la variación en el costo de vida acumulado hasta ahora no baja del 62%. “Los combustibles vienen retrasados con respecto a la inflación”, expresó la funcionaria.

Las petroleras aplicaron un aumento del 6% a comienzos de mes. Lo justificaron en una actualización en los impuestos que pagan y un mayor precio en el biodiesel que deben comprar. También hubo una mejora de sus márgenes.

Aunque nadie se anima a ponerle números a lo que sucederá en los próximos meses, el comentario entre refinadores es que habrá dos incrementos, y que ninguno estará por debajo del 6%.

“Los precios de los combustibles están desregulados. Igual, se conversa con las operadoras para que no tengan una escalada de precios, ni valores internacionales”, según le dijo Royón al programa «Toma y Daca» (AM 750)

La nafta súper de YPF se despacha a $ 138 en Buenos Aires, la plaza más barata del país fuera de la Patagonia. El combustible premium orilla los $ 170, siempre en estaciones de la petrolera de mayoría estatal. La estimación entre dueños de estaciones de servicio es que terminará el año por arriba de los $ 200.

Los valores de las otras petroleras (las marcas Shell y Axion) superan a los de YPF, y también se disparan en el interior, con diferencias de hasta 20% con respecto a Buenos Aires.

“Los precios locales están mucho más baratos que en países limítrofes. Se vio con el desabastecimiento (de gasoil)”, apuntó Royón en relación a las compras de combustibles de autos con matrícula extranjera en estaciones argentinas que se vieron en el invierno.

La nafta súper no llega a despacharse a un dólar al tipo de cambio oficial y menos de 50 centavos si se utiliza de los dólares en operaciones bursátiles. En los últimos 30 años, el litro de nafta  se ubicó cercano al dólar durante la mayor parte del tiempo. En Brasil, se está vendiendo por debajo del dólar, al igual que en Colombia. En el resto de Sudamérica, llenar el tanque es más caro que en Argentina.

“Todavía es necesario importar algo de combustible”, marcó Royón para explicar que las petroleras suelen buscar un precio que refleje la “paridad de importación”. Es el importe que se paga cuando se compra petróleo extranjero. Y el que suelen observar las compañías para medir sus resultados.

También circula, en el sector, una idea por avanzar en subas superiores (cercanas al 9%) para luego implementar un congelamiento durante 2023. Es una herramienta que el Gobierno ya utilizó en las elecciones legislativas de 2021. Entre mayo de 2021 y febrero de 2022, no hubo aumentos de precios. Fue una de las formas elegidas por el oficialismo para tratar de mejorar sus chances en las elecciones legislativas, en las que quedó segundo. En Brasil, el presidente Jair Bolsonaro se valió de una caída en los importes de los combustibles para anotarlo como mérito de su gestión.

La presunta idea oficial de avalar aumentos para 2022 y frenarlos para 2023 también es comentada en otros sectores de consumo masivo. El ministro de Economía, Sergio Massa, no hizo ninguna alusión al respecto en su paso por el Congreso. Allí fue a explicar la ley de Presupuesto de 2023, donde se proyecta una inflación del 60%, bastante por debajo del 100% de suba en el costo de vida estimado por los analistas para este año, plasmado en la encuesta de expectativas que releva el Banco Central. Esa distancia entre la meta oficial y la observada por el mercado genera suspicacias de alguna medida «sorpresa», sobre la que se viene especulando.

El barril de petróleo crudo subió tras la invasión rusa a Ucrania, cuando superó los US$ 100. Pero luego descendió hacia una zona de US$ 80, a fines de septiembre. Como respuesta, los principales países productores (reunidos en OPEP +) decidieron restringir la producción, con el objetivo de volver a alcanzar una cotización de US$ 100, algo que está sucediendo.

Durante 2022, Argentina tuvo que recurrir a la importancia de fuel oil (que se utiliza en la generación eléctrica). Fue comprado por Cammesa, la administradora mayorista del sistema eléctrico que requirió subsidios por US$ 9.000 millones durante este año.

fuente: https://www.clarin.com/economia/gobierno-avisa-nuevos-aumentos-combustibles-aca-fin-ano_0_WP5Gz8xOZb.html

Nova GNC

05/12/2022

Hola, buen dia! te solicitamos completes los siguientes datos para comenzar una charla con un asesor. Gracias!