Historia del GNC

15

El GAS natural es un combustible gaseoso de orígen fósil, que se encuentra por encima y por debajo del petróleo.

Es el gas natural de uso domiciliario (metano) que comprimido a alta presián (200 bar, aproximadamente 200 kg/cm2), es almacenado en cilindros, diseñados especialmente para ello y adaptables a cualquier tipo de vehículo.
De esta manera en volúmenes pequeños, logramos almacenar una cantidad importante de combustible (GNC) para accionar nuestro automóvil, con una autonomía adecuada a nuestro uso.

HISTORIA

El Gas Natural Comprimido (GNC) o mundialmente conocido como GNV/ NGV, siglas que corresponden a Gas Natural Vehicular,  en castellano e inglés respectivamente, es un combustible alternativo que comenzá a implementarse en la Argentina a mediados de 1984.

Su costo frente a los derivados del petráleo es lo que le confiere una de las principales ventajas, como así también los bajos niveles  de emisiones, comparado nuevamente, con las naftas o el gas-oil.

El GNC es más liviano que el aire, por lo que de existir una fuga se eleva sin formar acumulaciones peligrosas como sucede con los líquidos.
El GNC posee una temperatura de ignicián más elevada que la de los combustibles líquidos, lo que reduce notablemente el peligro de una inflamacián accidental espontánea.
El GNC se almacena en cilindros de gran resistencia mecánica, a alta presión, resultando imposible el ingreso de aire que de origen a una mezcla explosiva. Esto no sucede con los combustibles Líquidos que se almacenan a presián atmosférica en tanque que permiten, por el sistema de venteo, el ingreso de aire junto con los vapores de combustible pueden constituir una mezcla más peligrosa. El GNC, es un gas odorizado, por consiguiente ante una eventual pérdida se detecta con facilidad.

En Argentina, se registran más de 1.500.000 vehículos convertidos, lo cual es un fiel reflejo de como el usuario ha tomado en cuenta este combustible, dado que esa cifra es aproximadamente el 25 por ciento del parque automotor.