Día mundial de la energía: el camino hacia la transición energética

16 febrero, 2023
Hoy en día hay pocos temas tan apremiantes en la opinión pública, los medios de comunicación y la agenda de los organismos internacionales como la necesidad de la transición energética.Sin embargo, hace 73 años ese no era el caso, y ante la necesidad de concientizar sobre la necesidad de lograr fuentes de energía que cuiden el medio ambiente, en 1949 la Organización de las Naciones Unidas determinó que el 14 de febrero se conmemoraría el Día Mundial de la Energía, con el objetivo de promover el uso de fuentes alternativas y disminuir la utilización de energías no renovables.

Es cierto que en la actualidad no hace falta ningún pretexto para hablar de un tema tan acuciante, pero en el día de hoy queremos aprovechar esta efeméride para repasar el rol que tiene el GNC en la tan esperada transición energética.

A pesar de que mucho se habla de lo beneficiosas que son las energías limpias para el medio ambiente y el notable aumento de la participación de este tipo de energías, lo cierto es que aún queda un largo camino por recorrer para poder depender 100% de ellas.

Es en este proceso que el GNC puede tener un rol clave para que la transición sea más limpia y económicamente sustentable. En primer lugar, el gas produce una emisión de dióxido de carbono entre un 50 y 60% menor que la del carbón, el cual es una de las principales fuentes de energía en las economías más grandes del mundo.

En este aspecto, Argentina se encuentra posicionada de forma más que favorable. Actualmente nuestra matriz energética demuestra que la mayor fuente de energía es el gas, seguido por el petróleo, y en último lugar podemos ver las energías renovables como la solar, eólica e hidráulica.

Si la comparamos con las matrices de países como Estados Unidos o China, podemos ver que en ellas el carbón es una de las fuentes más utilizadas, mientras que en la nuestra el mismo significa menos de un 10%. De este modo, hasta que se pueda lograr una matriz completamente limpia y renovable, ya el gas natural significa un claro avance sobre la situación energética actual de las principales economías del mundo.

En materia de transporte, el cual es responsable del 20% de las emisiones de dióxido de carbono del mundo, el gas también presenta considerables ventajas que lo ubican como una opción favorable en el camino a la transición energética. Con relación a las naftas, el GNC es notablemente más económico, mientras que emite un 25% menos de dióxido de carbono y 95% menos de monóxido de carbono.

El gas también cuenta con notables ventajas frente a los vehículos eléctricos. Los camiones, por ejemplo, que ya por su naturaleza tienen un peso considerable, al ser eléctricos el peso de su batería los hace un 30% más pesados que los alimentados a gas.

Este cuantioso aumento de peso haría necesario reforzar las principales rutas y autopistas del país. Hasta entonces, los vehículos alimentados a GNC son una alternativa con claros beneficios y, por este motivo, reconocidas compañías de vehículos pesados ya están comercializando camiones impulsados 100% a gas, y se espera que en los próximos años también se introduzcan al mercado local buses que operen con este mismo combustible.

Ante esta nueva demanda que generará la transición energética, nuestro país se encuentra favorablemente posicionado, contando con una infraestructura que viene consolidándose desde hace más de tres décadas, y hoy consiste en más de 2.000 estaciones de servicio que expenden gas natural vehicular.

Esta extensa matriz de estaciones de servicio con bocas de expendio de GNC está preparada para acompañar la transición energética mientras la oferta de carga para los vehículos eléctricos apenas comienza a dar sus primeros pasos.

Teniendo en cuenta las ventajas del GNC, es una gran noticia recordar que Argentina tiene un enorme potencial por su reserva natural de gas. Pero también es de notar que actualmente no existen las políticas públicas necesarias para poder desplegarlo, fomentando las inversiones que permitan aprovechar nuestra gran riqueza de recursos naturales. Aún queda mucho camino por recorrer.

En este Día Mundial de la Energía de 2023 resulta imposible plantear un escenario dentro de, al menos, los próximos 15 años en donde el gas no sea un actor primario en nuestra matriz. El éxito de la producción de este combustible no es sólo positivo para las empresas, sino que también lo es para el país, la generación de divisas, nuevas inversiones, generación de empleo y el cuidado del medio ambiente. La transición energética es un proceso que tomará años, y, hasta que podamos lograr este objetivo que tenemos en la mira, debemos aprovechar las oportunidades que presenta el gas natural como alternativa.

Gustavo Frontera es gerente comercial global de Aspro

Fuente: Día mundial de la energía: el camino hacia la transición energética (clarin.com)

Nova GNC

14/07/2024

Hola, buen dia! te solicitamos completes los siguientes datos para comenzar una charla con un asesor. Gracias!