Audi A3 Sportback 30 g-tron

Equipado con un motor 1.5 TGI de 131 CV y un depósito de GNC de 17 kilos, puede recorrer 100 kilómetros con tan solo 4 euros.

En el grupo Volkswagen han apostado fuerte por el gas natural comprimido (GNC) como combustible alternativo a la gasolina y el diesel al tratarse de una fórmula sencilla para la reducción de emisiones contaminantes, menos costosa que la tecnología híbrida y los coches eléctricos, que para la mayoría de los conductores no están todavía a la altura en cuanto a autonomía y de precio muy elevado.

En Audi reciben la denominación g-tron todos los modelos que emplean GNC como carburante principal de sus motorizaciones, auxiliados por un depósito de gasolina que entra en funcionamiento al agotarse el gas. Hace algo más de un año ya probamos el Audi A5 Sportback g-tron y hoy le toca el turno al modelo más pequeño que se mueve con este combustible, el A3 Sportback 30 g-tron, en una atractiva carrocería de cinco puertas en tamaño compacto (4,31 metros de longitud), espacio para viajar cinco pasajeros y un comportamiento dinámico impecable que se beneficia de la etiqueta ECO de la DGT, de gran utilidad para acceder a las zonas restringidas de las grandes ciudades.

El uso del GNC como combustible en automoción tiene numerosas ventajas. Además de la cotizada etiqueta ECO, rebajas en la tarifa de aparcamiento y el bajo consumo, se produce una disminución de las emisiones de CO2 que puede ser del 15-17% respecto a una motorización equivalente en gasolina. Hay estudios que indican que una versión de GNC supone un ahorro anual de unos 1.800 euros frente a un diesel y de más de 5.000 euros con un gasolina, realizando 20.000 kilómetros. También hay algunas ayudas a la compra por parte de los fabricantes y del gobierno, pero son planes que todavía no tienen una continuidad.

De líneas deportivas y una estética que combina la practicidad de una carrocería familiar en un formato compacto, el A3 Sportback se encuentra en la fase final de esta generación, pues en breve se pone a la venta el nuevo modelo, con un aire más fresco y tecnología más vanguardista. Es cómodo, ágil en carretera y manejable en ciudad, con unas suspensiones que alcanzan un buen compromiso para resultar efectivas sin que el personal sufra la dureza de los amortiguadores. El interior no presenta ninguna diferencia respecto a los otros modelos, con la única excepción del cuadro de instrumentos tras el volante, que añade un indicador para el nivel de GNC y más información en el ordenador de viaje sobre el consumo y autonomía.

La motorización que emplea el A3 Sportback 30 g-tron es una novedad, pues se trata del motor 1.5 TGI con una potencia de 131 CV y 200 Nm de par (la misma del SEAT León TGI), que se ha adaptado para el funcionamiento con GNC. El consumo medio homologado según el ciclo WLTP es de 4,3 litros y 116 g/km, y sus prestaciones son suficientes para el uso que dan la mayoría de los usuarios, porque no se trata de un coche que tenga una vocación deportiva. Va asociado a un cambio automático de doble embrague S tronic de 7 velocidades que funciona muy rápido y es muy cómodo.

Con los dos tanques de combustible cargados, la autonomía que nos indicaba el ordenador al iniciar la prueba era de 510 kilómetros, que al final han sido algunos más. El coche inicia la marcha con GNC, y hemos recorrido 440 kilómetros hasta que ha desaparecido el indicador verde de GNC del tablero, pasando entonces a gasolina de forma automática, ofreciendo una autonomía adicional de 120 kilómetros. La media de gasto ha sido inferior a los 4 kilos de gas natural a los 100 kilómetros, menos de cuatro euros cada cien kilómetros, la mayor parte de los trayectos por autovía y un 10% en ciudad, donde funciona muy bien el sistema Start/Stop en atascos y semáforos.

El único inconveniente de este carburante lo encontramos a la hora de localizar una estación de servicio para realizar el repostaje, puesto que únicamente hay 90 en España y 12 en Portugal, que se pueden buscar mediante aplicaciones específicas para los teléfonos móviles o mediante el navegador del vehículo, que cuando se agota el gas ofrece la posibilidad de guiarnos hasta el punto más próximo.

Si tenemos cerca de casa o en nuestras rutas habituales un punto de repostaje de gas natural, este coche es una alternativa ideal para quienes buscan un medio de transporte más ecológico y con etiqueta ECO. La tarea de repostaje es sencilla, basta con introducir una tarjeta de crédito en el terminal, seleccionar el importe máximo que deseamos cargar y colocar la manguera en la boquilla que encontramos junto a la de gasolina. Una vez que el sistema tiene la presión suficiente, comienza el llenado del depósito, que se completa en dos o tres minutos, procediendo a retirar entonces la manguera y a finalizar el pago con el importe correspondiente a la operación.

En la actualidad, el precio del GNC es de 0,949 €/kg, y llenar el depósito del A3 Sportback g-tron nos ha costado 16,81 euros (17,71 kg), que nos dieron para recorrer 440 kilómetros. Si echamos cuentas, es mucho más económico que cualquier vehículo diesel, y bastante más que uno de gasolina, con la ventaja de que tenemos un funcionamiento muy suave. Recorrer 100 kilómetros con 4 euros de combustible es algo que pueden hacer muy pocos vehículos.

Al estar pensado para funcionar en la mayoría de los casos con GNC, este coche –al igual que sucede en los SEAT León e Ibiza TGI-, el depósito de gasolina es bastante pequeño (9 litros), y da para recorrer unos 120 kilómetros. Es una pena que los depósitos de gas no tengan más capacidad.

El coche trae de serie la caja de cambio S tronic de doble embrague con 7 velocidades y levas del cambio detrás del volante, un complemento  que resulta de gran utilidad si realizamos muchos desplazamientos en tráfico denso, con continuas paradas/arranques o atascos, además de la ventaja de que también se puede manejar en modo secuencial desde la palanca o con las levas, tomando el control de la situación en cada momento.

El Audi A3 Sportback 30 g-tron se comercializa en el acabado básico desde 30.910 euros, la versión Design (desde 31.950 euros) con un equipamiento mayor, y también en la versión deportiva S-Line (desde 32.460 euros), con la posibilidad de añadir el paquete de Equipamiento Tecnológico (660 euros) que incluye el sistema MMI Navigation, conectividad con Smartphone, llave comfort y el sistema de sonido Audi Sound System.

Ficha técnica
Audi A3 Sportback 30 g-tron
Dimensiones
Longitud: 4.313 milímetros
Anchura: 1.785 milímetros
Altura: 10461 milímetros
Batalla: 2.637 milímetros
Peso: 1.385 kg
Depósito gasolina: 9 litros
Depósito gas natural: 17,3 kilos
Maletero: 280 / 1.120 litros

Motor
Tipo: gasolina, delantero transversal
Cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1.498 cc
Potencia: 131 CV a 5000-6000 rpm
Par máximo: 200 Nm a 1400-4000 rpm
Tracción: delantera
Cambio: doble embrague 7 velocidades

Prestaciones
Velocidad máxima: 211 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 9,4 s
Consumo medio: 4,3 kg/100 km (WLTP)
Emisiones CO2: 116 g/km (WLTP)

Precio: desde 30.910 euros

fuente: https://www.vidapremium.com/audi-a3-sportback-30-gtron-3900.htm